Emilio Duró – Optimismo e Ilusión

Anuncios

Futuro, avaros e incertidumbre

3

 

Me gusta la incertidumbre. Pero no la que viene impuesta por insaciables avaros ávidos de futuro que, temiendo que no haya para todos, aterrorizan a sus semejantes diciendo que no hay futuro a no ser que les obedezcas. De este modo, se aseguran comerse ellos solos todo cuanto puedan y no dejar más que migajas a aquellos que les siguen.

El terror impide a las personas pensar con claridad y darse cuenta, que si en vez de apoyar a los insaciables avaros los desterraran, tendrían mucho más que migajas.