La imaginación es la realidad: Entrevista a Patrick Harpur

 

Y los científicos ¿acaso no anhelan también conocer el mundo?

– Hija de la razón, la ciencia expulsa lo daimónico, lo metafórico, y empobrece el mundo al quedarse sólo con lo literal. ¡Ah, pero los dáimones se vengan y se cuelan…!

– ¿A qué se refiere?

– Cuando un físico cuántico describe hoy las características del reino subatómico, habla de partículas a la vez materiales e inmateriales, que están y no están, pequeñas, evasivas, cambiantes, con distorsiones de espacio y tiempo, inciertas…: ¡genuinos dáimones!

 

Entrevista completa en: sobrenatural

Anuncios

Alumno_Maestro

Alumno: ¡Maestro!, Busco sin cesar!. He leído a filósofos, psicólogos…he practicado diversas técnicas terapéuticas…Busco respuestas a preguntas que no me he formulado…

Maestro: ¡Déjate encontrar!

Imagen: veracruzmakawi.blogspot.com.es

Cuento popular

Un amanecer con el canto de pájaros y la lluvia cayendo suavemente. Podría ser cualquiera amanecer si no fuera por este viejo en medio de la plaza del pueblo. Desnudo, su única vestimenta el largo pelo blanco. Anda como buscando algo.

Una niña ya despierta, dándose un paseo y curioseando antes de ir al cole, se le acerca y un poco atrevida le saluda:

Ni hao. ¿Cómo te llamas?
El viejo contesta: Ni hao. ¿Has comido arroz? Y ¿No habrás visto una tortuga grande con marcas en su caparazón verde?

Y entre preguntas y más preguntas, respuestas y sonrisas, van buscando la fuente a donde le lleva la niña, pensando que el animal tiene sed.
Más, cuando la encuentran,…. ¿Dónde está su cabeza?
Sabes, la tortuga saca su cabeza una vez cada mil años; se la vi ya tres veces.
…Asombro…
¿Cómo puedes tu, anciano, vivir tanto tiempo?
¡Alimentándome bien con tres tipos de alimentos perfectos!
La alimentación celeste, terrestre y humana.
A la niña no le cuesta nada adivinar los dos primeros, por una razón hace teatro en el cole y le gusta leer: el viejo se refiere a la respiración y a la comida que acaba de prepararle su abuela.
¿Pero la alimentación humana? No será que… y le mira un poco desconfiada. El viejo se ríe a carcajadas: niña, llevas la respuesta encima.

Es un regalo de mi abuelita, pero no sé qué significan estos trazos raros.

La abuela alarmada por el alboroto matutino, se acerca, mira al viejo, lo reconoce y con cierta complicidad le dicen los dos a la niña: ya lo descubrirás cuando seas un poco más mayor. Lo sabrás y no te equivocarás cuando te toque ahí justo donde lo llevas ahora.

Y para que te vaya todo bien, te enseñaré algunos ejercicios que te guiarán en tu camino que te convertiría en ofrenda universal;….Y SER ÚTIL para los demás.

*

Mira dónde lo he leído