Ciencia holística para el buen vivir: Jörg Elbers

^

Pincha en la imagen para descargar el libro

David Bohm sobre la materia

^

La materia, en la superficie de este inmenso océano de energía, es

como una pequeña ola que tiene una estabilidad relativa y se vuelve manifiesta.

^

David Bohm 

Fuente: “”Diálogos con científicos y sabios” Renée Weber

las 100 personas espiritualmente más influyentes. Editorial Watkins 2013

1. Dalai Lama 35. Marianne Williamson 68. Richard Rohr
2. Thich Nhat Hanh 36. Andrew Weil 69. Jeff Foster
3. Eckhart Tolle 37. Elizabeth Gilbert 70. Colin Wilson
4. Deepak Chopra 38. Steve Taylor 71. Tony Parsons
5. Rhonda Byrne 39. Iyanla Vanzant 72. Judy Hall
6. Dr Wayne W Dyer 40. Esther Hicks 73. Pema Chödrön
7. Paulo Coelho 41. Mantak Chia 74. John Bradshaw
8. Oprah Winfrey 42. Masaru Emoto 75. Richard Bandler
9. Nelson Mandela 43. Erich von Däniken 76. Liz Greene
10. Byron Katie 44. Lisa Williams 77. Michael Newton
11. Alice Walker 45. Louise L. Hay 78. Daisaku Ikeda
12. Alex Grey 46. James Redfi eld 79. Jack Kornfi eld
13. Doreen Virtue 47. Stuart Wilde 80. Vladimir Megre
14. Richard Bach 48. Mooji 81. Rowan Williams
15. Desmond Tutu 49. John Gray 82. Rupert Spira
16. Francis Chan 50. Ken Wilber 83. John & Caitlín Matthews
17. Sri Sri Ravi Shankar 51. Krishna Das 84. Kathy Jones
18. Robin Sharma 52. Drunvalo Melchizedek 85. Huston Smith
19. Kyozan Joshu Sasaki 53. Dan Millman 86. Debbie Ford
20. Gregg Braden 54. Adyashanti 87. Rupert Sheldrake
21. Neale Donald Walsch 55. Graham Hancock 88. Stanislav Grof
22. Amma 56. Bob Proctor 89. Don Miguel Ruiz
23. Andrew Cohen 57. David R. Hawkins 90. Lars Muhl
24. Brian Weiss 58. Daniel Gilbert 91. Satish Kumar
25. Matthew Fox 59. Jack Canfi eld 92. Gary Snyder
26. Z’ev ben Shimon Halevi 60. Caroline Myss 93. Prem Rawat
27. Alejandro Jodorowsky 61. Philip Berg 94. David Deida
28. Peter Russell 62. Seyyed Hossein Nasr 95. Colette Baron Reid
29. Starhawk 63. Bruce Lipton 96. Thomas Moore
30. Michio Kaku 64. Karen Armstrong 97. Lorna Byrne
31. Ram Dass 65. Julia Cameron 98. Bernie Siegel
32. Diana Cooper 66. Lynne McTaggart 99. Anita Moorjani
33. Pope Benedict XVI 67. Dolores Cannon 100. James van Praagh

^

Fuente: Editorial Watkins

HÔGEN YAMAHATA: Extracto de “En el Camino Abierto” (por publicar)

^

(pincha en la imagen para saber más sobre Hôgen Yamahata)

^

“El zazen es el reconocimiento de la vida universal tal como es dentro de nosotros. Todos buscamos la vida eterna y la paz, pero eso está, milagrosamente, aquí dentro de este momento. La paz profunda no viene siempre de la inspiración, el conocimiento especial o la práctica; está presente en cada exhalación de la persona, en el profundo silencio de la no-mente.

El zazen es una práctica primordial, esencialmente la trinidad de cuerpo, respiración y mente; un zazen verdadero no aparecerá en nosotros hasta que la postura sentada, la respiración y la mente se ajusten correctamente. La práctica diaria, la determinación despierta y las enseñanzas producen esta trinidad del zazen. Debemos sentarnos con la espalda recta y respirar con calma, dejando los pensamientos, tal como son, ir y venir como nubes en el cielo. Los ojos se posarán en el suelo ante nosotros sin mirar a nada; todas las cosas alrededor nuestro serán reflejadas tal como son. Cuando no nos focalizamos dentro o fuera de nosotros, tenemos “ojos en las diez direcciones”, y somos libres de cualquier cosa.

Respirar es el ritmo del universo; eso nos despertará a la verdad de que no hay nada, salvo la respiración del cosmos dentro de todas las cosas, que viene de un origen inmaculado.

Nos sentamos en zazen en medio de las mil distintas tareas diarias y podemos descubrir lo que dentro está naciendo, de nuevo, a cada momento, el dios de esta realidad presente sin tiempo (Aquí-Ahora). Y, a la vez, no hay cosas distintas; todo está en el torrente principal de la vida. Pero hay una escisión entre el hombre y dios cuando el hombre actúa por intención propia. Sentarse y sólo sentarse, sin la mente de uno, es la auténtica manera de sentarse.”

“La vida directa y natural es descrita por los antiguos maestros así: “Cuando de verdad no tienes nada, todo es abundante y sin límites, tal y como realmente es.” La verdadera vacuidad de la fuente original de la vida es realmente cuando nos hundimos bajo las diversas capas de lo consciente y subconsciente. Incluso aquí, más abajo, yace otra barrera más que atravesar, siempre otra más.

Hasta la no-mente puede ser una barrera si la tomamos como un estado fijo. Por supuesto, no es fácil dar este último paso, especialmente para el intelectual. No obstante este paso debe darse sin esfuerzo consciente. Los antiguos maestros hablaban de “dar un paso más allá de lo alto del poste de treinta metros”. Esto significa que no hay paso que dar porque estamos ya “aquí”, “aquí” donde no hay ningún sitio adonde ir, donde sólo tenemos el “ahora”. A esto lo llamamos “simplemente sentarse” (shikan taza). No “hacer nada”, con total conciencia del Aquí-Ahora, es, sin embargo, el auténtico paso adelante. Y, ¿a dónde nos lleva?. A la no-separación; una respuesta natural y espontánea a todo el mundo y todas las cosas que encontramos. Ahora somos realmente el cosmos entero a través del tiempo y del espacio. No hay una diferencia perceptible entre el antes y el después del paso “más allá”, el cambio esencial es que no nos apeguemos más a ningún paso, a no tener “ningún paso” más que dar.
La auténtica vacuidad no tiene religión, secta o doctrina. Mientras nos aferremos a los conceptos, incluso aquellos sobre la iluminación, el Buda o el Camino Abierto, estaremos aún atrapados en nuestra conciencia, y la auténtica compasión no podrá emerger. La auténtica acción compasiva viene de más allá de la conciencia individual. No puede ser producida o motivada por deseo personal.
Cuando estamos continuamente muriendo y naciendo de nuevo, no hay nada en nosotros que quede por ser vaciado. Somos libres de trabajar o sentarnos incondicionalmente. A esto lo llamo el auténtico trabajo del samadhi; todo es el trabajo de la verdadera vacuidad.”

*

HÔGEN YAMAHATA
Extracto de En el Camino Abierto (por publicar)

*

Fuente: Jikoan